¡Shabbat Shalom!

From the Garden Tomb, in Jerusalem

Desde la Tumba del Jardín, en Jerusalén.

La Parashá esta semana en ISRAEL es Parashat Emor.

Este año, tenemos una situación que surge de vez en cuando, ¡ciertamente no con poca frecuencia! En América, Europa, Australia, Sudáfrica, básicamente, la mayor parte del mundo, el octavo y último día de Pesaj cae en un Shabbat. Pero en Israel, donde Pesaj solo dura siete días, el último día de la fiesta es el viernes. El día siguiente es un Shabbat regular, y no es un yom tov. Esto crea la siguiente discrepancia: en Israel, leen parshat Acharei Mot en el Shabbat que para ellos es el día después de Pesaj. En el resto del mundo, donde todavía se observa Shabbat como Pesaj, leemos la parte especial de Yom Tov.

Esto significa que esta semana, Emor se lee en Israel y Kedoshim se lee en otros lugares. Esto continúa durante quince semanas hasta que los parshiyot finalmente se realineen. Esto ocurre cuando Israel lee Parashá Masei y el resto del mundo lee tanto Matot como Masei.

Así es como se ve el calendario:

  EE.UU. y Otras Partes Israel
Abril 27 Pesach Acharei Mos
Mayo 4 Acharei Mos Kedoshim
Mayo 11 Kedoshim Emor
Mayo 18 Emor Behar
Mayo 25 Behar Bechukosai
Junio 1 Bechukosai Bemidbar
Junio 8 Bemidbar Naso
Junio 15 Naso Behaaloscha
Junio 22 Behaaloscha Shlach
Junio 29 Shlach Korah
Julio 6 Korah Chukat
Julio 13 Chukat Balak
Julio 20 Balak Pinchas
Julio 27 Pinchas Matot
Agosto 3 Matot-Masei Masei

Sé que no publico un comentario de Baruch cada semana, pero cuando lo hago, será desde la perspectiva de Israel.

Un breve comentario de Baruch sobre Parashat Emor:

En la lectura de la Torá de esta semana se afirma,

“Y no profanéis mi santo nombre, para que yo sea santificado en medio de los hijos de Israel. Yo el SEÑ-R que os santifico,”. Levítico 22:32

 El término “santificación” representa un concepto importante que cada creyente debe entender. Este término se deriva de la palabra “santo”. En otras palabras, la santificación es un proceso donde el creyente se vuelve santo. Este proceso comienza con una experiencia de salvación, que conduce a la regeneración (el nuevo nacimiento). Es decir, después de que uno sea convicto por su pecado y confíe en la sangre del Mesías Yeshua para redimirlo, el Espíritu Santo hará de esta persona una nueva creación. Es muy importante que el lector reconozca que la salvación conduce a la regeneración y no a que la regeneración hace que uno acepte el mensaje del Evangelio.

Desde el momento en que uno cree, es totalmente aceptable para HaShem. Esto se debe a que todos los pecados del mundo fueron puestos en el Mesías mientras Él estaba en la cruz y la justicia de Yeshua es imputada al creyente en el momento en que cree. El resultado de esto es que Di-s ve a cada creyente como teniendo la justicia de Yeshua. Aunque es cierto que HaShem ve a cada creyente como justo y santo, esto no se traduce inmediatamente en el comportamiento de uno. Es el crecimiento del creyente y su maduración en la fe a lo largo del tiempo, lo que se conoce como santificación.

La santificación no es un estado abstracto en el cual un creyente se encuentra a sí mismo; más bien la santificación está ligada a un propósito. Este propósito es la voluntad de Di-s. La voluntad de Di-s debe verse en dos expresiones diferentes pero relacionadas. Primero, la voluntad de Di-s debe entenderse en una expresión general, que es la misma para cada creyente. Esta expresión general se encuentra en los mandamientos de la Biblia. No solo en los mandamientos de la Torá, sino en todos los diversos mandamientos a lo largo de toda la Escritura. La segunda expresión es una expresión personal. Esta expresión personal es simplemente la voluntad específica de Di-s para cada creyente individual. Cada creyente debe darse cuenta de que solo cuando comienza a actuar en relación con la expresión general de la voluntad de Di-s, solo entonces HaShem comenzará a revelar a esta persona su llamado específico a la vida del creyente.

El no avanzar en el proceso de santificación tendrá un impacto negativo en todos los aspectos de la vida espiritual de uno. El resultado será que el creyente se sentirá frustrado y desanimado con Di-s y su vida carecerá del poder para servir a Di-s. El siguiente verso dice: 

“que os saqué de la tierra de Egipto, para ser vuestro Di-s. Yo HaShem.” Levítico 22:33

 El punto de este verso es que hasta que uno comience a experimentar la santificación, uno no comenzará a experimentar a Di-s.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s