¡Shabbat shalom! Parashá Beresheet

Riga, Latvia

Riga, Letonia.

Esta semana, comenzamos de nuevo el ciclo de lectura de la Torá. Eso significa que comenzamos una vez más en Génesis 1:1. A continuación hay una verdad importante que Baruch quiere compartir sobre el estudio de la Biblia. Esto es algo de lo que todos debemos tener cuidado.

De la porción de la Torá de esta semana, aprenderemos un principio muy importante de la interpretación bíblica. Hace un tiempo, hablé con una persona muy agradable que señaló que en el segundo día de la creación no hay ninguna afirmación de que “Di-s vió que era bueno”, como se dijo en los otros días de la creación. Esta persona quería saber mis pensamientos sobre este asunto. Respondí que miraría las Escrituras y respondería más tarde. Unos días después, otra persona planteó la misma pregunta. Sin embargo, esta vez este individuo tenía una razón e interpretación muy detalladas de por qué la frase “Di-s vio que era bueno” no se incluyó en el segundo día de la creación.

Esta interpretación se parecía mucho a algunas de las interpretaciones jasídicas que escuché sobre otros asuntos. Aunque sus palabras fueron interesantes, el hecho del asunto es que sus opiniones eran pura especulación. Sus pensamientos no eran realmente los suyos, pero lo que su líder espiritual había enseñado en una conferencia. Ahora, sin embargo, fueron recibidos por mi amigo como una doctrina de las Escrituras que si uno no aceptaba, sería etiquetado como Bíblicamente equivocado. Muchos movimientos religiosos tienen su origen en tales interpretaciones “místicas” que hacen que el mensajero de tales doctrinas sea visto como un receptor único de la revelación bíblica y el líder de los verdaderos seguidores de Di-s.

Una escritura bien conocida a la que frecuentemente me dirijo fue dicha por Shimon (Pedro),

Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de particular interpretación;” ((sobre) la propia interpretación, no deben basarse”..) 2 Pedro 1:20

En otras palabras, la interpretación de las Escrituras debe basarse en ese texto en particular con la ayuda de otras Escrituras, y no tener su base en las opiniones de un individuo o de un grupo de personas.

En este Shabbat, a medida que comenzamos a leer la Torá nuevamente, cada persona debe esforzarse por comprender su revelación basada en las pistas ubicadas en el texto y no en las imaginaciones del intelecto humano. Existen reglas para interpretar las Escrituras y el uso más digno del tiempo es aprender las leyes de la exégesis y la hermenéutica. Si estos términos no te son familiares, invierte el tiempo para dominar la metodología de estas dos disciplinas. Seguramente encontrarás que las Escrituras te hablan de una manera mucho más clara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s