Shabbat Shalom! Parashá Pinjás

Gorgeous foliage in EilatPrecioso follaje en Eilat.

La gente nos escribe regularmente preguntándonos si deben cumplir la ley. Literalmente cada semana.  Espero que leas el comentario de Baruch sobre la porción de la Torá de esta semana.  El nos da una explicación clara del papel de la ley en nuestras vidas hoy.

Parashá Pinjás: Números 25:10 – 30:1

Haftará: I Reyes 18:46 – 19 21

En la lectura de la Torá de esta semana, uno aprende que hay ciertos sacrificios que se requieren que sean ofrecidos en el Templo cada día.  Esto también  incluye en el Shabbat y en las Fiestas.  Hoy obviamente, sin el Templo, no hay lugar para ofrecer tales sacrificios.  Dejando de lado la discusión sobre si uno tiene que hacer estas ofrendas o no, debido la obra del Mesías Yeshua en la cruz, el hecho es que hoy nadie hace estas ofrendas.  En otras palabras, nadie guarda o puede mantener el Shabbat o cualquiera de los Festivales de Israel.

Esto no significa que uno no pueda reconocer estos días y estudiar el significado de ellos y permitir que su mensaje tenga un impacto en la adoración y el comportamiento de uno.  Estoy diciendo estas cosas porque es incorrecto que alguien diga que él o ella están guardando el Shabbat o las Fiestas Bíblicas.  Me duele que cada vez más parezca haber una división entre la comunidad mesiánica y los seguidores tradicionales de Yeshua.  La base de esta división es si uno “guarda” el Shabbat y los Días de Festival. ¡Éste no debería ser el caso!

Pablo claramente escribe en el capítulo dos de Colosenses que tales cosas no deben usarse como instrumentos de juicio (véase Colosenses 2:16-17).  Habiendo dicho esto, debemos animarnos unos a otros a entender que lo que Pablo está abordando en este pasaje (Shabbat, Kashrut y Días de Fiestas Bíblicos) no solo tienen una satisfacción pasada, sino que también apuntan al futuro.  Esto significa que debido a que estas cosas son bíblicas, nos corresponde a nosotros aprender sobre ellas y pedirle al Espíritu Santo que nos guíe en la aplicación de su verdad a nuestras vidas.

Es este último punto, el pedirle al Espíritu Santo que guíe al creyente en la aplicación de la palabra de Di-s a su vida, que es la clave para madurar en la fe.  Muchas veces en la comunidad de creyentes solo hay un énfasis en aprender lo que HaShem quiere hacer en la vida de una persona, y no en cómo El quiere que viva el creyente.  Oigo a un maestro de la Biblia tras otro que comparte “principios de vida” que generalmente son principios muy buenos a seguir; sin embargo, a pesar de que estos principios se derivan de la Biblia, rara vez se desafía a uno a preguntarse, ¿por qué en el Shabbat dos corderos eran sacrificados con una ofrenda de dos decimas de harina fina mezclada con aceite y su libación?  O, ¿por qué la ofrenda de Shabbat era diferente a la ofrenda de un día normal?   Estas cosas fueron escritas para instruir al seguidor del Dios viviente de la verdad bíblica que sí impacta la vida de uno.  Sin embargo, una persona nunca aprenderá esta verdad Bíblica hasta que uno traiga tales versículos ante el Espíritu Santo y ore por la comprensión para poder entender su instrucción para nosotros el día de hoy.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s