¡Shabbat Shalom!

Flowers 22Jun18

Hermosas flores que vi en mi caminata hoy.

El Shabbat está sobre nosotros y es tan bueno estar de regreso en la Tierra.  Shabbat es muy especial aquí.  Está en el aire los viernes, ya que las personas se apresuran a obtener todo lo que necesitan, ya que las tiendas cerrarán temprano y no abrirán hasta el sábado por la noche o el domingo por la mañana.

A continuación, encontrará un breve comentario de Baruch sobre la porción de la Torá de esta semana.

En la porción de la Torá de esta semana, Parashat Chukat, leemos un versículo único acerca del pozo del que los Hijos de Israel bebieron agua.  Con respecto a este pozo bien se dijo,

     “Entonces cantó Israel esta canción: Sube, oh pozo; á él cantad:” Números 21:17

Lo primero que se destaca de esta canción es su similitud con la Canción de Moisés en Éxodo 15:1.  Ambos versículos comienzan con la misma frase, “Entonces cantarán …”. También es significativo que en ambos versículos el verbo esté en tiempo futuro.  Los comentaristas rabínicos ven el pasaje del Éxodo como teniendo un doble cumplimiento. Es decir, el versículo tiene relevancia no solo en los días de Moisés, sino también para los últimos días.  El mismo punto se puede aplicar al versículo de Números.

También es interesante que Israel cantara alabanzas al pozo que proveía el agua, pero nunca a HaShem Quien les proveyó el maná.  En el Nuevo Pacto se lee acerca de la conexión (simbólicamente) entre el maná y el Mesías.  En el capítulo seis de Juan, Yeshúa habla acerca del pan (maná) que bajó del cielo y le enseñó a la gente que Él es ¡EL PAN DE LA VIDA! (véase Juan 6: 48-51).  Aunque Yeshua se relacionó simbólicamente con el maná, las Escrituras revelan una relación única entre Él y el pozo.  Pablo enseña que el pozo era el Mesías (ver 1 Corintios 10: 4).  En realidad, la Roca que cubrió el pozo era el Mesías.  Parece que la Roca siguió a los Hijos de Israel en el desierto y les proporcionó agua.  Dondequiera que la Roca estaba el “pozo” estaba debajo.  Por lo tanto, podría decirse que, de hecho, el agua salió de la Roca y que no había pozo en la realidad. 

La última parte del versículo advierte a las personas a responder al “pozo”, es decir, a la fuente del agua.  Este es el mensaje importante de la Canción, Israel debe responder al Mesías para recibir el “regalo (don)”.  Es más significativo que dos veces, en los versículos 18 y 19, el término don se usa con respecto al agua.  Los textos rabínicos entienden que el regalo se relaciona con la salvación.  Ahora es fácil ver por qué y cómo Pablo enseñó que la Roca en el desierto era el Mesías. 

De la misma manera que la gente estaba sedienta en el desierto por lo que la Roca podía proporcionarles, también necesitamos ser llenos del Espíritu de Yeshua para que nosotros también podamos continuar nuestro camino de seguir el liderazgo de HaShem a medida que avanzamos hacia el alto llamado que cada creyente ha recibido en el Mesías Yeshua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s