¡Shabbat Shalom!

Chinese NeW Year TreeDecoraciones para el año nuevo chino.

Anoche fue la primera serie de sesiones para la clase que Baruch está enseñando. Nos fue muy bien y los estudiantes estaban ansiosos por aprender.  El libro de Jeremías muchas veces no es estudiado por los estudiantes de la Biblia, por lo que esta es una gran oportunidad para ellos  estudiar a uno de los profetas.

Planeo publicar fotos de las sesiones el domingo.  Queremos desearles a todos un maravilloso Shabat y pedirles oración por las personas que toman esta clase y que se están preparando para ser líderes en el ministerio.

A continuación hay un breve comentario de Baruch sobre la Porción de la Torá de esta semana, Parashá Tetzaveh.

Parashá Tetzaveh (Tú mandarás) Éxodo 27: 20 – 30: 10

La lectura de la Torá de esta semana enseña sobre los Kohanim (Sacerdotes) y sus vestimentas. En medio de la parashá uno lee:

Y tomarás de la sangre que hay sobre el altar, y del aceite de la unción, y esparcirás sobre Aarón, y sobre sus vestiduras, y sobre sus hijos, y sobre las vestimentas de éstos; y él será santificado, y sus vestiduras, y sus hijos, y las vestimentas de sus hijos con él.”  Éxodo 29:21 RVR (1909)

Este versículo está en la sección de las Escrituras que trata sobre la inauguración de los Kohanim para el servicio.  Es muy significativo que aquí se mencionen tanto la sangre como el aceite de la unción.  Por medio de la obra Yeshúa el Mesías, los creyentes se convierten en un tipo de sacerdocio (véase 1 Pedro 2: 9).  Es importante notar que la sangre no es solo cualquier tipo de sangre; pero el texto declara que la sangre debe ser tomada del altar.  Esto significa que la fuente de la sangre proviene de un sacrificio y, por lo tanto, la sangre es con el propósito de la expiación.  La idea aquí es que los sacerdotes no podrían servir a HaShem hasta que sucedieran dos cosas.  Primero, los sacerdotes necesitaban entrar en contacto con la sangre. Este contacto involucraba tanto a sus vestimentas como a ellos mismos, “… rociarás sobre Aarón y sus vestiduras”.  En otras palabras, hasta que uno no reciba la sangre de la expiación, no puede servir a Dios.  El hecho de que tanto los sacerdotes como sus vestimentas reciban la sangre informa al lector que la expiación no solo afecta a la persona, sino también a las obras personales (las Escrituras a menudo mencionan vestimentas cuando se refieren simbólicamente a hechos u obras).  En segundo lugar, los sacerdotes necesitaban ser ungidos con aceite.  Al igual que las vestiduras a menudo se refieren a obras o acciones, el aceite se refiere a la unción del Espíritu Santo.  Esto significa que un individuo es incapaz de servir a Dios hasta que primero sea purificado por la sangre del Mesías Yeshúa y en segundo lugar sea ungido con el Espíritu Santo.

El versículo concluye con la revelación al lector de que después de la expiación y la unción, la persona se convierte en persona santa.  En este contexto, el concepto de santo se refiere a ser separado para un propósito específico.  La mayoría de ustedes que leen este artículo semanal ya han recibido por fe la sangre redentora de Yeshúa y, por lo tanto, son destinatarios del Espíritu Santo.  El problema es que algunos de ustedes no se han dado cuenta de que estas dos experiencias lo han preparado para servir.  Los creyentes tienden a caminar por sus vidas sin propósito. Cumplen con sus obligaciones normales de trabajo, familia, etc., pero nunca realmente siguen el llamado que una experiencia de salvación produce en cada y todo creyente.  Es muy significativo que la palabra hebrea para sacerdote כהן (Kohen) se derive de una palabra que se relaciona con el servicio. Como parte de un sacerdocio real, los creyentes están llamados a servir. Obviamente, los dones que imparte el Espíritu Santo al creyente son fundamentales para determinar cómo se debe servir a Dios.  ¿Qué don(es) has recibido?   En este Shabat, ¿por qué no te concentras en I Corintios 12 y Efesios 4: 11-12 y oras para descubrir cómo has sido equipado para edificar el cuerpo del Mesías?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s